Síguenos en

Actualidad

Cerro de Pasco: policía construye viviendas para que perros sin hogar no pasen frío (FOTOS)

El mayor de la PNP ha fabricado en total 40 casas y es uno de los principales difusores la Ley de Protección y Bienestar Animal.

Publicado

|

Ejemplo digno de aplaudir. Mediante redes sociales se dio a conocer la historia de un miembro de la Policía Nacional del Perú (PNP) que dedica su tiempo libre a construir viviendas para perros callejeros.‌

Pedro Ismael Delgado Gozar es el agente que, además, de fabricar estas viviendas, se ha convertido en el principal difusor de la Ley de Protección y Bienestar Animal.

Tal como lo mencionó la página ‘Por amor a un perro callejero”, el mayor de la PNP labora en una comisaría de Cerro de Pasco. Él es conocido por haber construido 40 casas que protegen del frío a los perros sin hogar, así como por recolectar comida para ellos.

De acuerdo con la cuenta de Facebook en las estructuras de madera reciclada, el agente pinta la frase “Yo también siento frío” y el número de la Ley Nº 30407.

Esta noble acción ha sido aplaudida por varias instituciones, entre ellas, la Policía Nacional del Perú. Mediante su cuenta de Facebook felicitó al efectivo Delgado Gozar por su loable labor.‌

“Felicitamos al Mayor PNP Pedro Ismael Delgado Gozar, quien con su noble acción ha dado alimento y protección a muchos canes sin hogar, a su vez ha difundido la Ley de Protección y Bienestar Animal”, se lee en la publicación.

Asimismo, algunos usuarios han comentado su sentir hacia el policía.

“Muchas bendiciones para este gran hombre y ser humano que lleva en alto su institución y la representa”, “Felicitaciones a este policía, a seguir su ejemplo. Que Dios lo bendiga siempre por el gran amor a estos animalitos indefensos”, se puede leer en algunos comentarios.

Anuncio

Actualidad

Gallegos intercederá ante Minedu por egresados afectados de la UNICA

Publicado

|

Por

Preocupado por la situación que atraviesan los egresados de la Universidad Nacional San Luis Gonzaga que no logró su licenciamiento, el gobernador, Javier Gallegos Barrientos, recibió esta mañana a un grupo de egresados que tienen problemas para su titulación profesional.

“Sin el título profesional, no podemos participar de los procesos del Serum en el caso de las carreras de la salud y vamos a perder un año más”, explicaron los jóvenes que ya sustentaron sus tesis en grupos de dos y tres, conforme lo permitían las normas internas de la universidad.

El gobernador se comprometió interceder con ellos ante el Ministerio de Educación y el comité técnico, para que se les reconozca los derechos ganados que les otorga la anterior Ley Universitaria.

Para ello, les pidió le hagan llegar la documentación para correr traslado del pedido a la Universidad y al propio Minedu.

Continuar leyendo

Actualidad

Gahela Tseneg: La transexual iqueña que se postula al Congreso

Publicado

|

Por

Juntos por el Perú lleva en la lista de candidatos al Congreso por Lima a Cari Contreras, la mujer iqueña trans llamada Gahela Tseneg, quien es militante y fundadora del Movimiento Nuevo Perú, liderado por Verónika Mendoza.

Gahela Tseneg Cari Contreras, quien postula al Parlamento por el partido Juntos por el Perú (JP) con el número 8 debe soportar burlas e insultos por redes sociales, luego que su nombre empezó a sonar en los medios de comunicación como la primera candidata trans indígena.

El argumento de las personas que rechazan su postulación es su nombre legal, que aún se mantiene en masculino y no ha logrado modificar, ya que no existe una ley de identidad trans en el Perú, por lo que el 5 de enero presentó ante el JNE una carta exigiendo que se respete su identidad de género para poder participar en estas elecciones congresales con su nombre social.

Además, exige la creación de un protocolo electoral Trans para que ninguna persona trans sufra de violencia al ejercer su voto.

“La igualdad es un horizonte por el cual hay que luchar a cada paso”, manifestó en su red social.

Continuar leyendo

Actualidad

Ancianos fallecen tomados de la mano después de casi 65 años de relación

Harriet padecía demencia senil, a veces reconocía su esposo y a veces no. Pero él jamás se apartó de ella y hasta se mudó al mismo asilo, donde finalmente murieron.

Publicado

|

Por

Una pareja de ancianos falleció casi al mismo tiempo en un asilo de San Luis, en Misuri, Estados Unidos. Los protagonistas de esta bella historia de amor son Jack y Harriet Morrison, de 86 y 83 años, respectivamente.

Jack murió primero y Harriet le siguió poco después, pero ambos se mantuvieron juntos, tomados de la mano mientras esperaban la muerte. El hecho ocurrió el pasado 11 de enero y fue difundido por la sobrina de ambos, informa el diario local St. Louis Post-Dispatch.

“Estoy triste, pero sé que están en paz y vuelven a estar juntos “, declaró Sue Wagener, sobrina de los Morrisons que fue criada por ellos. “Realmente fue una historia de amor para los libros”, agregó.

Según detalló la joven, Jack y Harriet se conocieron en 1955. Ella acompañó a su padre a un viaje de gira de su grupo musical. Quien sería su compañero de vida estaba al volante del bus que trasladaba a la banda.

Fue así que tuvieron su primera cita un 31 de octubre.

“Fueron a un pequeño restaurante y nunca se separaron desde ese día”, dijo Wagener y agregó que se casaron seis meses después.

La pareja adoptó a Wagener y la crió junto a sus dos hijos. También se dedicaba a la filantropía como miembros activos de Moolah Shriners, una fraternidad que viajaba por el mundo para este fin.

“No veías a Jack sin Harriet”, aseguró Wayne Price, un compañero de Shriners.

Juntos hasta el final

En 2019, Harriet tuvo un accidente cuando paseaba con su perro. Se rompió la cadera y la pelvis, además sufría de demencia senil, por lo que la llevaron a un hogar para ancianos y centro de rehabilitación llamado ‘The Woodlands of Arnold’.

Jack se quedó solo en casa, pero no podía estar sin su esposa. En mayo se mudó más cerca del asilo, pero no fue suficiente para él y decidió instalarse también en el centro en septiembre de ese año.

Jack se encontraba a solo cuatros puertas del pasillo de Harriet y aprovechaba siempre esa pequeña distancia para visitarla y dormir juntos la siesta.

“Algunos días ella lo conocía; otros días no”, confiesa Wagener. Sin embargo, él jamás se separó de ella.

Cuando la enfermera le comunicó a ambos que Harriet parecía estar cerca de la muerte -ya había dejado de comer y beber-, el personal preparó la habitación de ella para que Jack pudiera estar a su lado.

Las camas de ambos se colocaron una al lado de la otra en sus últimas horas. Se mantuvieron tomados de la mano hasta que Jack falleció y horas después Harriet también.

Continuar leyendo

Tendencia