Síguenos en

Opinión

¿Dónde están los caballos?

Policía no despeja la Panamericana Sur tampoco atrapa a los delincuentes que causaron incendios en los fundos.

Publicado

|

Anoche el general de la PNP en Ica, Aldo Muñoz Ygal mandó a unos 200 efectivos policiales a liberar la vía hacia Carhuaz. Lo que se vio en videos, es que los efectivos fueron a paso ligero, trotando por todo el pasaje de Comatrana, algunos los aplaudieron como a héroes, pero llegaron a casados a Tierra Prometida. Aquí hay dos cosas, la primera es como por qué enviar a policías a pie y segundo por qué liberar una vía alterna en vez de priorizar la Panamericana Sur, que es la vía oficial y nacional.

Creyeron que eran un grupito de gente bloqueando Tierra Prometida, pero se encontraron con 4 piquetes, unas dos mil personas de los más de 40 asentamientos de la zona salieron a respaldar el bloqueo, los efectivos tuvieron que regresarse a Ica sin lograr nada. Con 200 efectivos equipados y con esa tenacidad recuperaban toda la esquina de El Álamo y garantizaban al menos el tránsito interno, como lo hicieron esta mañana.

Ayer lamentablemente grupos de vándalos delincuentes causaron incendios y destrucción en al menos tres fundos de diversas empresas agroexportadoras. ¿Qué hizo la Policía? nada hasta ahora. Es que hay una tremenda contradicción al percibir a la PNP: mandan como 500 efectivos a la San marcos en Lima para un operativo tonto, unas 200 intervenciones con humillación y al día siguiente liberan al 99% por no decir todos. Con esos 500 policías limpiaban la Panamericana Sur en Ica en un santiamen, con toda esa logística, no estamos lejos de Lima son 260 kilómetros.

¿Y los caballos que vinieron a Ica?

Pasó lo mismo en la segunda semana de enero. Cuatro días de bloqueo y la PNP se aparece en el quinto día con una tanqueta, antimotines y efectivos a caballos. Un desfile tipo parada militar. Pero llegaron cuando los propios manifestantes estaban cansados y se fueron a trabajar. Es que esta contradicción nos da la muestra que la PNP no tiene inteligencia, ni para hacer planes de intervención, ni para identificar a los delincuentes que hacen actos de vandalismo o en última instancia «terrorismo». Es tan fácil hacer trabajos de inteligencia en un pueblo tan pequeño como Barrio Chino en Ica, incluso con los videos de las redes sociales, quiénes queman, quiénes incendian, quiénes destruyen.

Ayer nos criticaron por un informe de LA LUPA respecto a la mala praxis de la PNP en Ica. Efectivos enfrentando a los manifestantes en la Panamericana Sur acompañados de civiles armados con palos y piedras. Se identifican como «iqueños que queremos trabajar», pero no es así; la población no puede hacer el trabajo de la Policía, civiles violentos no pueden desatar una guerra civil con apoyo de institución policial. Entre ellos se ha identificado a dos azuzadores que incitan a que la población se enfrente sin importar la consecuencias.

Ahora solo falta que el gobierno declare Estado de Sitio y la población se declare en «Guerra Santa» para hacer más violencia a fin de conseguir la paz, pero lo único que causaría es más heridos y muertes. No estoy de acuerdo con que salgan los soldados de las Fuerzas Armadas, esto no es una guerra. Los soldados y las armas se han hecho para matar y matar no es la salida. Las armas de guerra son para defender la soberanía nacional no para aniquilar y masacrar a los ciudadanos.

¿La salida?

La solución de esta crisis es política e institucional. En la pandemia nos dimos cuenta que en 30 años tenemos un sistema de salud deplorable, hoy nos damos cuenta que el Ministerio del Interior y la PNP son una desgracia y la política ni que hablar. Así como dijeron los ministros renunciantes de Dina Boluarte y Alberto Otárola, se tiene que tomar desiciones estrictamente políticas, sino es así; no hay forma de respaldar a un gobierno que ha perdido el respeto de los peruanos que ha causado 55 muertes. Un presidente no mata a sus ciudadanos.

LA LUPA en Facebook

Opinión

Barrer Barrio Chino, por César Panduro

El problema de Barrio Chino se arregla con la presencia del Estado y con la compra del pleito por parte de las empresas alrededor.

Publicado

|

Barrer Barrio Chino, por César Panduro
Militares de las Fuerzas Armadas del Perú en Barrio Chino, Ica. Foto: LA LUPA.

Leo con mucha pena un montón de comentarios violentos, pidiendo que el ejército borre del mapa a los pobladores de Barrio Chino. Es más, algunos de los que escriben de manera virulenta y rabiosa participaron hace algunos días en una marcha por la paz. Estoy contra ese tipo de comentarios, y también contra el bloqueo de carreteras, el uso de la violencia a través de una bala o una piedra. Hablé hace días con un alumno que se venía desde allí a estudiar. Me dijo que la división entre los que apoyan ese tipo de medidas o las rechazan es muy fuerte.

Esa migración vino por la falta de mano de obra para sembrar y cosechar cultivos que se exportan. Es lógico que todo grupo humano busque trabajo. ¿Cuántos peruanos con título emigraron en el primer gobierno de Alan García? ¿Cuántos de los que escriben furibundos tienen familiares afuera, a veces de manera ilegal? El problema de Barrio Chino se arregla con la presencia del Estado y con la compra del pleito por parte de las empresas alrededor, reclamando obras por impuestos que los acerquen a gente que incluso trabaja para ellos.

«El problema de Barrio Chino se arregla con la presencia del Estado y con la compra del pleito por parte de las empresas alrededor»

Muchos de los pobladores no tienen saneamiento de sus predios, y la municipalidad más cercana queda lejos de ellos. Creo que ayudaría mucho que tanto Expansión Urbana y Barrio Chino se conviertan en distritos. Eso permitiría tener autoridades cercanas a quién reclamar, y sobre todo, que puedan manejar un presupuesto propio con que beneficiar a esa zona.

El Estado, sobre uno de sus poderes, el Legislativo (el Congreso) cree esos distritos a través de una ley, que permita incluso que esos municipios puedan recibir parte de los impuestos de las empresas que trabajan en su área de influencia. Esto se arregla por voluntad política, y desde la practicidad, para mejorar la vida y la de sus hijos. Hemos visto estos últimos días en Ica lo angustiante que ha sido tener las vías de acceso cerradas y que ha traído problemas serios en varios lados.

Ir a Pisco hace apenas unos días costaba casi 200 soles por persona. Tengo amigos que no han podido asistir a las citas de sus hijos por falta de dinero. Es más, mi casero de frutas dijo con amargura que tuvo que pagar mil soles para que dejaran pasar su camión de sandías. En mi familia estuvimos angustiados porque una sobrina con problemas renales tenía que ir a su chequeo médico, y que por desgracia la vía de Carhuaz, dada su condición le iba ser perjudicial.

Militares resguardan Barrio Chino. Febrero 2023. Foto: LA LUPA.

Hay que barrer Barrio Chino

Es terrible cerrar vías, además de delito, sin embargo, no nos puede llevar a tildar de tuco a la mayoría de las personas que viven en los lugares citados. Lo racional no es pelear, ni detestar al que piensa distinto a ti, si no buscar una solución a un eterno conflicto que mientras no se haga algo, seguirá dándose cada cierto tiempo. Huancavelica, Ayacucho también son el Perú. Si las aguas que caen en Huancavelica no vinieran por el río Ica y sus acequias, parte de ese boom agrícola no existiría.

Repito que mientras no se atienda de verdad, sin demagogia, los problemas de esos lugares, mejorando y llevando servicios básicos que existen, pero de manera deficiente, la próxima semana, el próximo mes o año leeremos o nos contarán que están cerradas las vías, y volveremos a desear que los arrasen por foráneos, siendo muchos de los que escriben nietos de paisanos que bajaron a Ica hace décadas.

Hay que barrer Barrio Chino, sí, pero de la pobreza y la precariedad en la que mayor parte viven. Una vez un ministro de Educación le dijo a Víctor Raúl Haya de la Torre que el proyecto educativo que presentaba era inviable porque costaba mucho, él con inteligencia le respondió que más bien cuánto costaba no hacerlo. Es mi opinión, estamos en democracia, no.

Barrer Barrio Chino, por César Panduro
Militares resguardan la Panamericana Sur las 24 horas en Barrio Chino en Ica, febrero 2023. Foto: Mindef.
Continuar leyendo

Opinión

César Panduro: «Irse a Lima a estudiar»

¿Cuándo se arreglará la San Lucho? ¿Ese exrector que le hizo mucho daño al mundo académico de Ica dejará de mover sus hilos?

Publicado

|

Universidad Nacional San Luis Gonzaga de Ica.
La Universidad Nacional San Luis Gonzaga de Ica tomada en diciembre 2022.

Se le achaca a Lima que parte de nuestro atraso, incluso el universitario, se debe a su cercanía. Cada año veo con tristeza y con inquina que muchos jóvenes se van a la capital a estudiar, en busca de tener una mejor formación profesional, ya que los títulos que se sacan allá valen mucho más que los de acá. Por desgracia no deja de ser cierta esa afirmación.

A pesar del costo en horas que significó a decanos y docentes responsables que la San Luis acreditara, esto no amainó los odios, pugnas e intereses por tener el poder de esta casa de estudios. Luchas encarnizadas que tienen efectos subrepticios como el que muchos jóvenes se vayan de Ica. Reflexiono sobre esto, porque ayer a la biblioteca una alumna muy querida, acompañada de su madre fue a despedirse y regresar un libro que le presté. Conversamos un momento. Noté la pena de la señora por su hija. “Lima es tan peligrosa, pero no tengo otra opción, haré un esfuerzo para que tenga una buena universidad…” siguió hablando, contando que tendría que viajar más seguido a verla. “Si la universidad de Ica no tuviera tantos problemas ella se quedaría”. Las vi caminar por el malecón, en este diciembre gris y amenazador de lluvias que no se desatan aún.

¿Y los que se quedan a estudiar?

Dejo en claro, que los que se van a veces lo hacen porque tienen los medios, o hacen esfuerzos tremendos. ¿Y los que se quedan a estudiar? Tienen que padecer los caprichos y peleas de los grupetes que están en la universidad. En mis épocas de estudiante también padecí tomas de locales, pésimos docentes, malos estudiantes que por filiación política después los encontré dictando cátedras, con un ego descomunal y una ignorancia supina en los temas que enseñan.

Pienso en todas las familias que a la hora de almuerzo hacen un nudo en la garganta al ver los sitios vacíos en donde deberían estar sentados sus hijos e hijas. También pienso en el descalabro que han hecho con la SUNEDU que hará que esto siga igual o peor. Pienso en todo eso, mientras paso por el frontis de la ciudad universitaria taponeada con carteles, pancartas y banderolas que indican que está tomada. Sí, la universidad lo está hace tiempo, pero por gente de baja calidad intelectual y humana.

Continuar leyendo

Opinión

Entender en pocas palabras la crisis en la Universidad Nacional San Luis Gonzaga de Ica

Locales de la UNICA lleva 24 días tomada por la comunidad universitaria y exigen la salida inmediata del rector Anselmo Magallanes Carrillo.

Publicado

|

Entender en pocas palabras a crisis en la Universidad Nacional San Luis Gonzaga de Ica
Universidad Nacional San Luis Gonzaga de Ica 2022. Fotografía: LA LUPA.

UNICA. El verdadero problema de la crisis en el Perú es la corrupción y la búsqueda de límites y sobrelímites de las leyes. El juego jurídico de que el Congreso puede sacar a cualquier presidente si se ponen de acuerdo, a su vez el presidente puede cerrar el Congreso si le niegan su confianza a sus dos Consejos de Ministros. Imagínate cada uno con una pistola apuntando al cien al otro. Esa tensión es la causante de la crisis en total.

Mientras esto se vive en país, hay otra pugna en las universidades, que son como pequeños países o burbujas. Claro, tienen sus propios problemas, sus propios políticos, autoridades y asambleas. Lo que está pasando en la Universidad Nacional San Luis Gonzaga de Ica es muy fácil entender. Todo se resume en una pugna de poder: El actual rector Anselmo Magallanes versus la oposición.

La Ley que rige sobre las universidades del Perú es la 30220 y fue promulgada en 2014 con el entonces presidente Ollanta Huamala. Se creó la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu), que su único trabajo era garantizar los estándares básicos de cada casa de estudio (mediante el famoso licenciamiento). La UNICA recién logró su licencia este año 2022, es decir pasó ocho años para obtenerlo.

Sunedu ha jugado diversos papeles, no solo garantizar el «Licenciamiento» sino que ha interferido demasiado en los «juegos del poder» en la universidades. Se ha encargado de decir y decidir a quien reconocer como rector y a quien no. Se basaron en que eran o son los únicos autorizados en interpretar la Ley Universitaria. En Ica, destituyeron a Alejandro Encinas, pasaron por Víctor Gallegos, Timoteo Torres, finalmente le dieron luz verde a unas elecciones democráticas en 2017 y eligieron a Anselmo Magallanes. De 2017 a 2022, son cinco años de gobierno. Exactamente el 1 de septiembre era para que deje su cargo. ¿Qué pasó?

PNP ya tiene orden para desalojar el rectorado de la Universidad San Luis Gonzaga de Ica
Comunidad universitaria acampa afueras del rectorado de la Universidad San Luis Gonzaga de Ica. Diciembre 2022. Fotografía: LA LUPA.

La crisis por Anselmo Magallanes

Claro, cuando se habla de autoridades, no solo se habla de rector sino también de Asamblea Universitaria, Consejo Universitario, Consejos de Facultad, otros. En cinco años Magallanes ha hecho que la máxima autoridad que es la Asamblea Universitaria responda a sus intereses. Es decir ha logrado controla a sus miembros y le han dicho sí a todo. Por eso, cada vez que le preguntan por algo responde «Ha sido por unanimidad de la Asamblea Universitaria, nadie se ha opuesto».

Si Magallanes ha cumplido su periodo de gobierno el 1 de septiembre 2022, te preguntarás ¿Por qué sigue en el cargo?

Anselmo Magallanes Carrillo, rector de la Universidad Nacional San Luis Gonzaga de Ica periodo Sep. 2017 – sep 2022. Fotografía: Captura de video institucional de la Sunedu.

Dos factores: Primero que en su último año de mandato debió convocar a elecciones para elegir -se sobreentiende- a su reemplazo y de las demás autoridades y no logró concretar por incapacidad (Unas elecciones de abril 2022 fueron anulados por la Sunedu). El pretexto -de no priorizar elecciones- ha sido que la pandemia ha afectado su trabajo y además que venía trabajando en el «Licenciamiento» (Cuatro de los cinco años de su gobierno la UNICA se pasó sin licenciamiento). Y segundo ha utilizado una norma del Estado de Emergencia por Pandemia para pedir -a su Asamblea- que se le prorrogue (amplíe) el mandato por 10 meses más para -ahora sí- convocar a elecciones. Para esto también recibió el respaldo de la Sunedu.

Entonces le diríamos a Magallanes: Te has pasado 4 de los 5 años de tu gobierno sin poder licenciar la UNICA, también te cerraron los exámenes de admisión, no has convocado a las elecciones a tiempo ¿Encima pides ahora que se te amplíe el cargo?, pues sí, increíblemente eso está pasando. El caso a explotado en los primeros días de diciembre 2022, que se ha derogado (un artículo) del decreto legislativo del estado de emergencia que permitía la ampliación del cargo de las autoridades en las universidades. La comunidad universitaria se ha levantado y ahora exigen que salga Magallanes. Han tomado los locales (rectorado, local central, ciudad universitaria y otros) de la UNICA. Aunque hay quienes dicen que la norma derogativa no es retroactiva.

Vicerrector Martín Alarcón, rector Anselmo Magallanes y vicerretora Ruth Asela Saravia. Fotografía: Composición LA LUPA.

En la comunidad universitaria hay que entender que: Los estudiantes ingresan se forman y se van, los que quedan son los catedráticos, administrativos y trabajadores. Son quienes en realidad dependen de la autonomía. Que un rector cumpla su periodo y busque quedarse en el cargo por más tiempo es antidemocrático, es desconocer el voto popular, el voto universal. Creo que la solución está a la vista.

¿Se pudo evitar la actual crisis en la UNICA?

Sí, Magallanes pudo haber dicho: «cumplí mis cinco años me voy, sé que mi gestión fue un desastre: No pude licenciar en cuatro años, cerraron admisión, no pude convocar a Elecciones, pero entrego el cargo el 1 de septiembre». Las normas y la Ley indican que si no hay un rector por diversos motivos, quien asume es el docente más antiguo y este debe convocar a elecciones en un breve plazo. Es tan simple, pero promover el caos y desorden jurídico a través de dispositivos como decretos, documentos, informes y otros, es una falta de respeto al que solo un tramposo podría recurrir.

En estos momentos el caso ha llegado hasta la Comisión de Educación del Congreso. Es un hecho que se enviará a una «Comisión Investigadora» (bien pagados) para ver cuál es la situación. Magallanes ha realizado dos -intentos- de elecciones, uno fue anulado por ser irregular (quiere heredar el poder a su bando). Tiene más de 40 procesos judiciales, esto le jugaría en su contra. Sunedu mientras tanto tratará de justificar su existencia como lo hizo con el «Licenciamiento de la UNICA» (justo esas fechas estaban discutiendo si en realidad servía o no la Sunedu). En un acto desesperado podrían otorgarle el licenciamiento a la faculta de Medicina Humana, pese a que aún no cumple con los estándares básicos.

Esta situación es grave y debe ser resuelta de inmediato. Es necesario que se respete la Ley Universitaria y se garantice una transición democrática y legal en la elección de autoridades universitarias. Es fundamental luchar contra la corrupción y la violación de las leyes en todos los ámbitos, incluyendo en las universidades, para poder superar la crisis en el Perú y avanzar hacia un futuro más justo y próspero.

Continuar leyendo

Opinión

César Panduro: «La muñeca de mamá»

«Soñé de niña con una muñeca africana que vi en la calle Callao. La vi varias veces. Al parecer nadie la compraba por ser negra. Me moría por ella»

Publicado

|

Cesar Panduro: La muñeca de mamá

Hoy es 25 de diciembre. La madrugada larga se ha apagado lentamente. He vuelto a mi corazón. He recordado. Han aparecido muñecos rotos, pelotas quebradas por el olvido. Y has aparecido madre. Con todos tus años que me dedicaste. Con toda la malcriadez que soportaste por el mayor de tus hijos. El más inteligente, según tú, pero el más bruto según consenso de tus hijos que te amamos sin reservas ni tapujos.

Sirvan estas palabras para contar el sueño que te cumplí. Cuando nos contaste que Tila -tu madre- la navidad era una cosa rara para ese hogar campesino, agrio. “¿Qué cosa era eso del panetón o abrir un regalo? Nada. Tila no creía en eso. Soñé de niña con una muñeca africana que vi en la calle Callao. La vi varias veces. Al parecer nadie la compraba por ser negra. Me moría por ella. Yo le dije a Del que me la comprara. Él bien vivo, me dijo que lo haría si cargaba por él las latas de agua para darles de beber a los animales. Cuando llegó navidad, se la pedí. Pero él me engañó, me contó que fue a comprarla y que ya no estaba. Me puse triste. Yo quería esa muñeca. Cuando volví por la librería, mis ojos desviaron su mirada. No quería ver ese sitio vacío. Pasé de largo…”

Mamá, con su castellano culto y florido, nos siguió contando que su hermano fue bien “m”. porque ella a los dos años volvió a ver a la muñeca sentada en el mismo lugar. No le dijo nada, porque ya la adolescencia le alejó esas ganas de querer juguetes en navidad. Sin embargo, movió algo en mí. Fui a buscar esa bendita muñeca que nunca tuvo en su infancia. No encontré ninguna. Todas eran blancas y rubias. Flaquísimas. Vestidas a la moda. Sus ojos azules, verdes, no dejaban de mirar a los que querían comprarla. Ninguna tienda tenía el regalo de mi mamá. Fui a todos los mercados. Tropecé con esa procesión en la que se convierten las calles Amazonas, Grau, Ayacucho y La Mar. Nadie la tenía. Ni en el mercado Modelo, Polvos azules, existía la bendita negrita con la que soñó mi viejita. Di por sentado que no la iba a conseguir. Cuando de pronto, miré el puente amazonas y lo crucé. El río Ica lucía en sus mejillas la basura que le echan desde siempre. No pierdo nada con buscar entre los juguetes de segunda, me dije. El vendedor me dijo que buscara sin compromiso. Cientos de ositos, muñecas, soldaditos, Batman, Spiderman, salían a saludarme para llevarlos conmigo. De pronto, gordita, brillante, con los vestidos sucios y raídos, la vi. Era igualita a mamá. Me costó tres soles. Pero no podía regalársela en esas condiciones, así es que fui donde la costurera. Se rio por el pedido que le hice. ¡Qué muñeca para fea! No le dije nada.

En dos horas Pasita, cómo le puso mi mamá, lucía hermosa, graciosa. Su sonrisa eterna era apretada por esos cachetes tan grandes como la sorpresa que me llevé cuando mi madre la vio. Pensó primero que le traía una licuadora nueva, luego una plancha, hasta que apareció esa añoranza de infancia. Me asusté porque su corazón casi se detiene. Se puso a llorar como una niña. La respiración se le dificultó. La senté. Le traje un vaso con agua. Bebió sin dejar de sujetar en ningún momento a su muñeca. Yo también puse mis lágrimas al aire.

Ese ser que tenía frente a mí no era mamá, era la niña a la que nunca le pudieron comprar esa muñeca gorda, reilona, cabellos canuto. Jamás pensé las emociones que iba a provocarle. Solo sé que ella fue feliz un 25 de diciembre de 1999.

César Panduro Astorga
Texto extraído del libro Los Intocables

Continuar leyendo

Opinión

CODEH-ICA: 40º aniversario, un testimonio personal

La historia, por supuesto, es más que solo hacer historia y 40 años no son pocos y, por lo que sé, la historia del Codeh es una historia llena de esfuerzo, de coraje, de empatía, de lucha y de un amor entendido en su sentido más amplio y humano.

Publicado

|

No nací en Ica, pero vivo aquí y el Codeh ha sido importante en mi vida. Parece una simple frivolidad, pero no lo es. Hoy, que el Codeh cumple 40 años de vida, me honra enormemente ser una parte pequeñita de esta institución. La historia, por supuesto, es más que solo hacer historia y 40 años no son pocos y, por lo que sé, la historia del Codeh es una historia llena de esfuerzo, de coraje, de empatía, de lucha y de un amor entendido en su sentido más amplio y humano. La primera institución que conocí y con la que sentí una cercanía inmediata fue el Codeh.

Al principio, nos unió el antifujimorismo, en sus pasadizos y salones se juntaron, en esos años, mucha gente de diversos colectivos, partidos políticos, gremios sindicales y ciudadanos con memoria y dignidad para no permitir el retorno de la mafia fujimorista al poder. Eso fue en el 2016, cuando el inefable PPK disputaba la segunda vuelta con la Fujimori.

Así, con los millones desplegados en campañas políticas y fujitapers repartidos en todo los rincones de una ciudad casi fujimorista, decidimos salir a realizar una serie de eventos para frenar el avance del fujimorismo en nuestra ciudad: marchas, plantones, cordelazos, afiches, volantes, batucadas, banderolazos, pancartas y todo lo que tuviera a nuestro alcance. Además, visitamos medios de prensa que, parcializados, parecían emboscarte. Fueron duros meses de trajinar una y otra vez en las calles y plazas. Y vencimos. Frente a toda esa campaña millonaria, más pudieron los corazones ardientes de la gente que no quiere volver a un pasado siniestro y horrible.

Ciertamente PPK fue una decepción por todo lo que vino después, y es, en cierto sentido, parte de una larga tradición de presidentes traidores que no están a la altura de nuestros sueños. Más allá de ese revés, esas manifestaciones políticas inéditas en la historia de nuestra ciudad, lo que se generó fue una colectividad enorme que no teme ni hace aguas tibias frente a esos grupos fascistas y populistas. Esa colectividad politizada, con memoria crítica, ha ido creciendo.

Se ha manifestado en esta última campaña política (2021) y en el medio de todos estos años, por motivos similares que apelaban a un modo más justo de entender y defender la democracia: contra la repartija en el TC, contra Merino, contra el indulto, a favor de derechos civiles y sociales, de género o de comunidades históricamente ninguneadas. En todas aquellas luchas colectivas y sociales, estuvo siempre el Codeh, ahí se nuclearon toda la gente linda que no quería un retroceso que, en estas dos últimas décadas, desde la caída de la dictadura fujimorista, se logró poco a poco. Así son las luchas grandes y con un horizonte más justo, amplio y empático, toman tiempo y su carácter y sus logros se ven en el tiempo.

Ciertamente, Ica es la única región sur del Perú en que el fujimorismo aún tiene mayoría, donde todavía ganan y ponen congresistas y otras autoridades. Incluso pone fujimoristas donde nominalmente no son fujimoristas. O sea, ratas disfrazadas de corderitos. Eso que politólogos han llamado “el posfujimorismo”. En una ciudad, e incluso, en un país como el nuestro, tan poco acostumbrado a reclamar sus derechos e intervenir políticamente en la vida pública de un país, instituciones como el Codeh-Ica hacen que esto sea posible, generan un espacio y una dinámica tan necesaria para sociedad. Hay que politizarlo todo y toda politización es discusión, crítica, activismo, memoria, derechos sociales, etcétera. El Codeh ha sido eso y me enorgullece haber sido una parte pequeñita de eso.

Por supuesto, que su trabajo es aún más amplio pues trabajan en diversos temas, desde la defensa de los derechos humanos de las comunidades olvidadas hasta la lucha por el derecho al agua y el medioambiente, pasando por talleres, conversatorios y diversas actividades más, siempre en un ambiente libre, horizontal, cálido y esperanzador en esa casona vieja y soleada que tienen en jirón Ayabaca.

A mí, en otras actividades, se me ha permitido realizar ciclos de cine, organizar exposiciones o conversatorios en torno a la literatura o memoria. Ha sido un lugar frecuente para mí en esos años e incluso les he gorreado wifi. Ica, tan propensa a veces a destruirse, tiene en el Codeh Ica un espacio fundamental en la vida pública y cultural de esta ciudad. Construir ciudadanía igual y justa para todos no es fácil ni rápido: sus 40 años de vida y lucha dan prueba de ello. Felicidades y gratitud por ello.

Continuar leyendo

Opinión

«La vacuna peruana saldrá cuando ya estemos vacunados»

Publicado

|

Por: Kenny Yucra

Nuestra vacuna peruana está atrasada, apenas ha culminado el último ensayo de la fase preclínica en animales y claro a Manolo Fernández, el CEO de Farvet que es pro ivermectina, le están rezando como a un santo. Hasta ahora han vacunado sólo animales y aún no tiene autorización de Digemid e INS para prueba con humanos, lo cual es un largo proceso.

Han proyectado que para junio habrán desarrollado 20 millones de dosis y además construirían un laboratorio en Chincha. Esto anunciado por Mirko Zimic, investigador de Farvet y profesor de la U. Cayetano Heredia, que dicho sea de paso esa universidad tuvo que pronunciarse para aclarar el tema diciendo que se entiende el optimismo pero aún no se ha aprobado.

Estuve revisando informes y la Cayetano también está apoyando una interesante vacuna alemana de CureVac para prueba ya en humanos con 10 mil voluntarios en seis centros de investigación en Lima, Ica y otras provincias. La prioridad en este momento es vacunar a nuestros médicos de primera línea y frenar la ola de muertes en hospitales.

El presidente Sagasti dijo que el gobierno está observando con atención la vacuna peruana, si, porque es interesante aunque va lento y además es de carácter intranasal. Hay quienes dicen que no se le apoya y el virus fue proporcionado por el Instituto Nacional de Salud. Según mi perspectiva la vacuna peruana podría salir definitivamente cuando ya la mayoría de peruano estemos vacunados. 2022 con suerte.

Ya compramos la vacuna Sinopharm a China, se aplicará desde febrero; en septiembre llega la inglesa de Astrazeneca. La compra siempre fue prioridad, no podemos decir «nos cerramos con todo y esperamos la vacuna peruana hasta el 2022» mientras todos se van muriendo. En junio sale la vacuna de Farvet, le aprobarán para humanos en el segundo semestre del año y otro año más para las evaluaciones en humanos.

Mientras tanto le rezamos a San Manolo Fernández, quien asegura que la ivermectina es mejor que su propia vacuna y que no necesitamos vacuna ¿?, aduciendo que no debemos comprarle a nadie. Por sus declaraciones el congresista Orestes Sánchez, de Podemos Perú, en su ignorancia aseguró que 20 mil trabajadores tomaron la ivermectina y no se contagiaron de COVID.

Vamos, seamos realistas hay gente que nunca tuvo contacto con el virus y le da crédito a la ivermectina y también hay gente que se ha muerto con su ivermectina en mano. El virus es real, en estos momentos hay personas llorando muertes y la vacuna la necesitamos ya, así la traigan de Marte pero certificada científicamente.

Kenny Yucra
Diario Digital LA LUPA

Continuar leyendo

Esta semana